• Tomás Ramírez Moreno

VENERACIÓN AL RAYO EN SAN MIGUEL SUCHIXTEPEC

Actualizado: 18 feb 2021




Por encima de las nubes, en la región de la sierra sur del estado de Oaxaca se encuentra San Miguel Suchihxtepec, una zona montañosa con vegetación arbustiva fundada por nueve familias al rededor del año 1554 y en la que sus naturales aún conservan la lengua zapoteca.


La comunidad tiene como santo patrono del pueblo a San Miguel Arcángel, a quien veneran y celebran cada año desde que, como lo narran los antiguos "eligió ese lugar para edificar su recinto", sin embargo, a la par de la creencia católica, en el cerro sagrado de la comunidad conocido como Cimialtepec (que quiere decir en zapoteco cerro de las flores) los pobladores le dedican oraciones al "rayo", elemento natural que según la creencia de los habitantes del pueblo tiene la capacidad de transformarse en una especie de reptil gigante y que mora en una singular cavidad que se encuentra en dicha elevación natural.


Imagen capturada en 2019
Comunidad de San Miguel Suchixtpec

San Miguel Suchixtepec es uno de los 570 municipios que conforman el estado de Oaxaca, México, la comunidad se rige por el sistema de usos y costumbres que es una forma de autogobierno practicada por muchas comunidades indígenas, y que se caracteriza, entre otras cosas, por realizar la elección de su autoridad mediante votos a mano alzada. Cuando el presidente y demás regidores son elegidos, en esta población se nombran a la par a otras figuras de autoridad conocidas como "fiadores". Los fiadores, son un grupo de personas, todos adultos mayores, por la sabiduría y el respeto que los años ofrecen y son quienes se convierten en una especie de abogados de la comunidad ante Dios y ante el Rayo, estos fiadores rezan en lo alto del cerro de Cimialtepec para que a los pobladores de San Miguel Suchixtepec no les falte el agua en temporada de lluvias.


Cuentan los nativos que el Rayo es el protector del pueblo, generoso con quien le venera y celoso con quien le busca de forma superflua. Hace apenas una generación se tiene registro oral de rituales que involucraban sacrificios animales en honor a la entidad natural. Don Alberto Salinas, nacido en San Miguel Suchixtepec recuerda que su abuelo subía un guajolote al venerado cerro, para matarlo y verter la sangre en la tierra, luego bajaba con el animal y preparaba un xhobe blanco (caldo sin condimentos) para que la familia reunida comiera durante todo el día, a este ceremonioso platillo no se le podía desperdiciar, ni tampoco poner sal, pues se le considera un elemento nocivo contra el rayo.



El rayo es considerado también un ente sagrado, se dice que en apariencia física tiene forma de una iguana gigante, algunos otros también le identifican como una culebra que tiene la capacidad de provocar tormentas e intensas lluvias.


La persona que le pide al rayo y que sea justa obtendrá favores en sus cultivos, lluvia en abundancia y la bonanza de la tierra, pero quien sea una persona ambiciosa, despilfarradora o desaproveche las bondades de la tierra recibirá su castigo cuando un rayo caiga y queme sus cultivos, su hogar o hasta a el mismo.


San Miguel Suchixtepec no es el único pueblo que tiene como guardián al rayo, en diversas comunidades de la sierra sur y todo el estado de Oaxaca, las personas permanecen en estrecha comunicación y respeto con las entidades que les proveen de lluvias y favores para que la tierra continúe brotando en abundancia, una relación que ha perdurado por cientos de años y que hasta nuestro días permanece intrínseca a su forma de gobierno tradición y a su vida cotidiana. Escucha la entrevista completa que realizamos con la autoridad de San Miguel Suchixtepec en el año 2019:




¿Quieres saber más sobre el rayo? Escucha el programa sobre la veneración del Rayo en Oaxaca en el podcast del Baúl.









402 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo