• El Baúl de las Leyendas

LA TRÁGICA LEYENDA DEL CALLEJÓN DEL BESO



El Callejón del Beso es un lugar obligado para las y los enamorados que visiten Guanajuato. Este debe su nombre a sus paredes estrechas, donde los balcones están a menos de un metro de distancia y donde habita una leyenda que ha viajado de boca en boca por muchos años.


Cuenta la leyenda que una hermosa chica llamada Carmen tenia como padre a un señor arrogante e intransigente, el padre buscaba para su hija un esposo con dinero para que el saliera beneficiado de cierta forma. Por lo tanto celaba mucho a Carmen y evitaba que conociera a algún hombre común y corriente como él les decía, pero como sabemos el amor llega en el momento menos esperado y esta historia no podría ser la excepción.


Carmen conoció a Luis, un joven humilde, que trabajaba en la mina “La Valenciana” de Guanajuato y al momento en que se miraron hubo amor a primera vista.


Esta historia continúa cuando los enamorados se empiezan a ver en un templo que estaba cerca de la casa de Carmen, sin embargo fueron descubiertos por su padre, quien al enterarse estalló en ira.

Los jovenes pensaron que jamás se volverían a ver, ya que el padre encerró a Carmen en su cuarto bajo candado y no la dejaba salir para nada, incluso la amenazó con casarla en España con un viejo y rico noble que pudiera aumentar su fortuna.

Carmen estaba muy triste, casi no comía y su rostro ya se notaba demacrado de tanto llorar, por eso, su dama de compañía, Doña Brígida le daba ánimos y le decía que todo iba a estar bien, que ella iba hablar con su padre para que no se la llevara a España.

Mientras tanto el joven enamorado (Luis) no sabía que hacer, por lo que pasaba constantemente cerca de la casa de Carmen, y de tanto recorrer la zona notó algo interesante. El balcón que daba a la recamara de Carmen estaba tan cerca de la casa vecina que tan solo los separaba unos cuantos centímetros, asimismo se le ocurrió que si compraba la casa podría estar más cerca de su amada e incluso, con algo de suerte hasta verla a escondidas, así que corrió a ver al dueño para preguntar por el precio de la propiedad.



El aprovechado dueño vio tanto interés en Luis por la casa que se la vendió ”a precio de oro”, pero Luis la compró con todos sus ahorros, acabando con el patrimonio que había reunido trabajando honestamente e la mina, pero para ese entonces lo único que le importaba era estar con ella. Al caer la noche Luis sorprendió a Carmen tocándole por su ventana; Carmen estaba tan sorprendida de ver al amor de su vida a una corta distancia que se juraron amor eterno. Al estar los dos jóvenes hipnotizados por un cálido beso, se empezaron a escuchar los gritos del padre de Carmen queriendo entrar a la recamara, Pero Doña Brígida como buena cómplice, sabiendo lo que ocurría ahí dentro no dejaba que entrara, después de forcejear, logró ingresar al cuarto y vio atónito que su hija se besaba con el joven minero. Lleno de rabia y enojo empujó a Carmen y sin pensarlo le clavo la daga que traía en sus manos en el pecho, Luis, destrozado, al ver que su amada estaba muerta, solo le dio un cálido beso en su mano, el joven no soportó pensarse sin su amada y se suicidó, tirándose desde el balcón y cayendo en el tercer escalón.



Cuenta la leyenda de El Callejón del Beso, que si una pareja visita este lugar y se da un beso justo en el tercer escalón de este callejón, tendrá felicidad durante siete largos años. Pero quien no lo haga y pase por el lugar, tendrá siete años de mala suerte.



El Callejón del Beso” apenas mide 69 centímetros de ancho, los balcones de las dos casas de este callejón prácticamente se tocan. Sin duda, “El Callejón del Beso” es el lugar que por curiosidad, superstición o romanticismo se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Guanajuato A la fecha, cientos de estudiantes, turistas y oriundos de la zona solicitan a los dueños actuales subir a las habitaciones para prometerse amor eterno.



gif

106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo